Karsan va a electrificar Rumanía | Karsan
KARSAN

¿En qué podemos ayudarle?

KARSAN VA A ELECTRIFICAR RUMANÍA

30 diciembre 2019


 

Karsan ha alcanzado un acuerdo con el municipio rumano de Dej para suministrarles una serie de autobuses, 14 del modelo Atak Electric y seis del modelo Jest Electric. Tras ganar el concurso de licitación pública financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la UE para la modernización del transporte público en la región, Karsan servirá 20 vehículos totalmente eléctricos durante 2020, los cuales irán destinados al transporte público. 
 

Karsan, desde su fábrica de Turquía, ofrece soluciones de transporte adaptadas a las necesidades actuales de movilidad y es uno de los principales proveedores en Europa gracias a sus vehículos de transporte público totalmente eléctricos, Jest Electric y Atak Electric. Karsan ha alcanzado recientemente un acuerdo con la ciudad rumana de Dej para suministrarles una serie de autobuses eléctricos, 14 del modelo Atak y seis del modelo Jest. En colaboración con su distribuidora Anadolu ROM, Karsan se hizo con el concurso de licitación pública financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) para la modernización de los sistemas de transporte público, convocado por el municipio de Dej, y tiene previsto suministrar los vehículos eléctricos durante este año 2020. 
 

Jest Electric, el primer modelo de la gama de vehículos eléctricos de Karsan, destaca por su tamaño compacto de 6 metros y por su insuperable capacidad de maniobra en la ciudad. El Jest Electric, dotado de un motor eléctrico BMW que desarrolla 125 kW de potencia y 290 Nm de par motor con baterías opcionales de 44 u 88 kWh, también de BMW, ofrece el mejor rendimiento de su clase con una autonomía de hasta 210 km. Por su parte, el motor del Atak Electric desarrolla 230 kW de potencia y un par motor de 2400 Nm, lo que ofrece una experiencia de conducción de altas prestaciones. Con una capacidad total de 220 kWh, gracias a sus cinco baterías de 44 kWh de BMW, el Atak Electric, con 8 m de longitud, supera con creces a sus rivales con una autonomía única de 300 km. Las baterías del vehículo se pueden cargar en cinco horas en carga CA, o en tres horas si la unidad de carga es CC.